domingo, 17 de abril de 2016

Silencio del día y de la noche




Silencio del día y de la noche


Una cadena de silencios
brota y explota durante el día;
y por las noches,
los genuinos, los implacables,
los oscuros, los fríos,
suben por la terraza de tu casa,
como brutales gatos que se deslizan
buscando huecos 
por donde penetrar hasta la carne;
y tú, como un soldado noble, te levantas,
respetando las reglas todos los días,
para sufrir la destrucción de la contienda
necesaria para el pequeño 
avance a la victoria
que, ciertamente, sostiene la ilusión.


No hay comentarios: