domingo, 29 de mayo de 2016

Pálidos muros




Qué lejos se encuentran aquellos muros
amarillos, pálidos de tristeza.
Qué rebelde olvido. Días impuros
caminando con la gacha cabeza.

sábado, 28 de mayo de 2016

Ser lo que se debe ser




Oyendo las antiguas voces,
los ancestrales cantos
en cruces por los cielos del mundo,
nuevas aves procuran con afán el hábito,
sin distanciarse de la tierra,
temerosas aún del vértigo de las alturas.

jueves, 26 de mayo de 2016

Miradas a la vida




Mirábamos la vida sin conciencia,
como a la tierra el cóndor en su altura,
con los ojos de torpe indiferencia,
lejos del aura y la febril locura.

miércoles, 25 de mayo de 2016

Vínculo existencial




Si yo hubiese transitado
la otra azarosa vía
que me perdiera de ti,
hoy me hallaría
sin el júbilo de tenerte
y a merced de los albures.

martes, 24 de mayo de 2016

Laberinto




Imposible de ti,
doblado estoy sobre tu imagen sepia,
repetido en tus ojos de los días sin verte.

jueves, 19 de mayo de 2016

Poemando




Poemo sístoles y diástoles,
horas en medio de los días,
minutos dentro,
segundos dentro,
milésimas del odio,
tu amor cuando volaba en órbitas,
tu espíritu y sus rasgos infinitos,
la devoción de tu ternura,
la inclemencia de tus disgustos.

miércoles, 18 de mayo de 2016

Vida gregaria





Llueve, truena,
se desata la tempestad.
Mi espíritu celebra.
Ama la locura del clima,
la intimidad del infinito.

lunes, 16 de mayo de 2016

Solución existencial




Me encuentro sumergido
en esta inmensidad,
como si a mi sentir
la tierra no existiera,
flotando en el vacío,
sin tiempo ya y sin dogmas,
empotrado en murallas
allá en el infinito
con luces de los astros,
tan sólo navegando
en la prisión inmensa,
mirando con terror
la gran profundidad,
exhalando silencios,
entre saltos y tumbos
dentro de la dinámica,
yendo a ninguna parte
en la infinita noche
con negros pensamientos,
preguntando: ¿a qué estoy,
por qué estoy sumergido
en esta inmensidad?

domingo, 15 de mayo de 2016

Sueño secular de las gaviotas




En giros incansables
sobre el enojo del mar,
sueñan con cardúmenes de peces
multicolores y sabrosos
que, en saltos en cabriolas,
vayan cayendo en sus ansiosos buches.

sábado, 14 de mayo de 2016

Represa del gran demonio




Yo soy el gran demonio que puede provocar la gran catástrofe.
¡Aguantadme la risa que no consigo contener!
Suponed mi figura rojiza y fulgurante
bajando con las aguas en brutal destrucción.

viernes, 13 de mayo de 2016

Reto


Me llama en este día del otoño
el umbral del invierno,
el ocre alijo de los árboles,
su lucha por beber las últimas estrías de la luz.

Veo la excomunión de la quimera,
las hojas que comienzan a temblar en el crepúsculo,
la cosecha faltante,
los frutos que quisieran ser raíces,
y un pájaro que acecha en la garganta
—perdido de buscar la melodía—
a punto de emprender la emigración.

Me retan, quieren sonsacar mi grito,
pero flota en el aire el aroma potente
de un mágico silencio —la inmóvil plenitud—
que me pide callar el gélido futuro.



jueves, 12 de mayo de 2016

Incitación al riesgo




Es tu vida la que podrá escapar
por la ventana de tu frío cuarto,
en tanto el rock a ácido volumen
le diga a tus honrados padres
que caminas enceguecido
andariveles peligrosos.

martes, 10 de mayo de 2016

Versos codificados para colorear en la memoria




Hoy detengo mi lengua en la guitarra acústica,
y una lumbre del tacto inunda el abandono de mis notas.
Ahora que mi vista es más articulada,
los colores del arcoíris bajan hasta la emoción de mi cisne.
Tras la puerta de la lasciva diosa de la magnificencia
me encuentro solo como un caracol,
aunque la esencia de mi búsqueda se agiganta de tic a tac,
absolutamente descrito en la nube negra del ave gris.

sábado, 7 de mayo de 2016

La construcción del muro

    “¡Basta ya! La palabra es un ladrillo. ¿Me oísteis?” León Felipe.


Mañana alcanzarás en el empeño 
de levantar el imponente muro,
más allá de los límites del sueño,
la visión del edénico futuro,                   

viernes, 6 de mayo de 2016

Perro guardián




En el jardín el mirto se ha llenado de estrellas.
La casa flota bajo el perezoso abanicar
de las altas palmeras. Es muy tarde.

Tu risa nublada




Tu risa está nublada.
No son nubes de todo tiempo;
más bien, se debe a la mirada oblicua de la noche
sobre el amor herido, súbito alud del cielo.

miércoles, 4 de mayo de 2016

Ventana abierta sobre el río




El río yéndose en la noche,
como una gelatina
con su plisado de olas.
La luna ¡tan cercana!, trasparente,
maquillando en el espejo su faz.

martes, 3 de mayo de 2016

Rayos del ayer














La vida nos consume en bufa broma
—humor irremediable—, gracia incierta;
de par en par nos abre su compuerta
al inerte jardín de muerto aroma.

lunes, 2 de mayo de 2016

La hora del abismo




La tarde está ahí,
tras el cristal,
conteniendo pájaros en su abismo,
y las hojas que, como abejas
al panal de las ramas,
dibujan en la tela del vacío
las esferas oscuras de las copas.