miércoles, 6 de julio de 2016

Voz eterna




Voz eterna


En soledad, con entusiasmo frío,
porfías en la voz que te eternice,
como esa rana que al croar maldice
su acento áspero, sin luz, sin brío.
Y oyéndote en el bronce del estío,
la melodía, que en su son desdice
aquel lamento afónico, te dice:
“la música es la dueña del vacío
pues nace en el país de los deshielos,
donde surcan los pájaros ansiosos
sostenidos por alas resistentes;
en la brisa y altura de los cielos,
como susurros de ángeles virtuosos
cantando las escalas ascendentes”.



No hay comentarios: