lunes, 13 de junio de 2016

Peste




Acosado por seres pestilentes
que acechan mi vivienda y mis ensueños,
en las trincheras de las madrugadas
con afán busco mi fumigador.

Luego de respirar los puros campos
y los límpidos bosques y arroyuelos,
por causa de un clamor civilizado,
hoy estoy combatiendo con la peste.

Me agobia soportar tantos embates.
Son muchos y porfiados y sañudos.
Nunca descansarán hasta que el alma
acalle su canción existencial.

¿Encontraré el veneno poderoso
que aniquile demonios tan inmundos?


No hay comentarios: