sábado, 7 de noviembre de 2015

Protección




Cuando busco los móviles del harto
vivir sin ti, soñándote semanas,
y una señal espero para el parto,
pero sólo se suman noches vanas.

Cuando traspaso el agobiante muro,
para llegar de nuevo a las baldosas
del cuarto aquél, donde aspiraba el puro
y descalzo perfume de tus rosas.

Cuando hastiado de estar desposeído,
yendo mil veces a ninguna parte,
y sabiendo que un día algún cupido
decidirá si puedo aún amarte,

escapo del recuerdo amanecido
y me guarezco bajo el manto de Arte.


No hay comentarios: