lunes, 23 de noviembre de 2015

Gravidez de la lira




Escucha, oye cómo vibra,
en el nudo callado de la noche recóndita,
la cuerda insomne.

En el celeste útero,
con mistérico canto, madura la memoria
la gestación.

La mente ingrávida recorre
las arterias del tiempo, las alas de la sangre,
la luna herida.

Escucha, escucha cómo cruje
el cascarón del huevo, cómo pía el poema
sobre la blanca hoja.


No hay comentarios: