jueves, 10 de marzo de 2016

La canción de los abismos




Durable temblor de mi azul arteria,
retumbo, lamento de cerrado abismo;
con las alas rotas
hiendes cada noche la avidez oscura.

Escucho tu voz remota y herida,
sin nombre, sin nubes, sin eco en el aire.

Una vida entera tajando, invisible,
con gritos de ahogo, duros, persistentes.
Plácido puñal de mi tosca entraña.

Doloroso sueño, los días sin ti.



No hay comentarios: