jueves, 17 de septiembre de 2015

Vuelve timonel




Sin bríos, azul velero
de letras, se fue surcando
por el río aguas abajo,
hace ya miles de versos.

¿Se habrá quedado dormido
en una pinza del río;
o, entre sueños, encallado,
en las arenas de un banco?

El timonel solitario
muerto estará de frío,
o quizás  esté jugando
con los peces coloridos.

Echo en falta su presencia,
su canto escarbando arenas
de eternidades, su sueño
que llovía sobre el tiempo.

¡Oh, timonel, timonel:
deja tu angustia verter
y ven nadando con brío
como el salmón río arriba.

Nuevos veleros ansían
los astilleros vacíos!


No hay comentarios: