jueves, 7 de abril de 2016

Primavera en domingo




Aurora de setiembre. En armonía
revelada de ave mensajera,
al canto de la enorme pajarera,
va proponiendo su color el día.

Alborada y domingo. Algarabía
desbordante de luz y de quimera,
la luna débil en su luz viajera
derrama en el jardín melancolía.

En conjuro, la brisa cotidiana,
temblando con los trinos y las hojas,
emergiendo de cíclicas congojas,
vence tu incuria, tu indolencia humana.

Y los capullos de las rosas rojas 
tras el tenue cristal de tu ventana.


No hay comentarios: