lunes, 17 de octubre de 2016

.


Separados luego de un gran amor

Separarse después de haber vivido un gran amor,
el manto edénico del bienestar cae sombrío sobre nuestras fantasías,
y todos los idílicos momentos, esos sostenidos abrazos,
esos besos profundos como el pozo del firmamento,
esas risas que espantaban las dudas secretas de nuestra pasión,
esos furores de lujuria, esas valentías para cazar
a las bestias de nuestros corazones, todos los rayos
que nacían de nuestros cuerpos fuertes
para encender las mechas de los sueños,
de los proyectos más audaces. . . ,
se encuentran hoy detrás de un espejo patente
donde hace su triunfal aparición el rostro envés,
el Jano de la historia.