lunes, 5 de septiembre de 2016

Suprema conciencia




Aquellos muros martirizadores,
aparentemente insalvables en su época,
fueron desmoronándose;
y hoy, mi espíritu libre en la vagancia
recorre los lugares discurridos.

Musa añorada




Oh, delicada diosa de pasión inmortal:
ante tu ausencia,
déjame descargar mis impresiones.