martes, 9 de agosto de 2016

La marcha de la vida





Como río en la lluvia, van tus horas
corriente abajo por el mar del miedo,
con su caudal sobrepasando el lento
reposo de la sed que al alma acosa.