martes, 2 de agosto de 2016

Los dueños del cielo




Casi nunca caen los pájaros
como caen los rígidos aviones,
como caen los asteroides,
como cae la música del agua,
como caen los sueños del poeta.
Tampoco son como las hojas o las frutas
ante una ráfaga de viento.
Son testigos el sol y la estadística.