lunes, 11 de julio de 2016

Los demonios internos





Altivos, los demonios no descansan:
yerran por las oscuras galerías,
insidiosos, obscenos,
impávidos cual hienas.