jueves, 16 de junio de 2016

Respeto es lo último que perdería




Estoy sentado en la silla que abandonaste,
con los mismos ademanes, los mismos tics,
y la manera de sentarme idéntica.