martes, 7 de junio de 2016

Reseña de una verdad extraviada




En esta tarde, surcas en el aire
más profano del verso, a ras de las malezas,
como un pájaro herido, con temor
de ser mordido por los rudos perros de la noche.

Rendición ante la saña




Van sumándose agujas de desvelos,
purgando tu deber en la existencia,
y en medio de la larga penitencia
sucumben poco a poco los anhelos.