martes, 3 de mayo de 2016

Rayos del ayer














La vida nos consume en bufa broma
—humor irremediable—, gracia incierta;
de par en par nos abre su compuerta
al inerte jardín de muerto aroma.