viernes, 18 de marzo de 2016

La dignidad del llanto




Has aprendido el llanto, como lo hace
el animal que en su porfía pierde
su vástago ante el tigre, y sobre el verde
consuelo de los prados se deshace
del agudo pesar de haber perdido
el grato amor y la alegría tierna,
recuperando la índole materna,
ocultada su herida en el olvido.