jueves, 17 de marzo de 2016

Invadiéndote




Camino los senderos misteriosos,
tocado por los dúctiles follajes 
de los bosques de tu memoria.
Por las nervaduras de oscuras hojas,
deseos y canciones olvidadas, 
al despertar por el crujir de ramas
bajo mis impacientes pasos, 
dejan escapar como aromas  
sus ardientes secretos en el aire.