martes, 8 de marzo de 2016

Razón




Pirámide suntuosa del absurdo almático,
oculta bajo arenas del desierto,
ofrece el infinito abierto
al corazón apático.

Tu ausencia diaria






Cuando no te veo, y deambulo
por los recodos más nostálgicos
de la frecuente soledad,
en ti me busco,
en ese ser tú-y-yo
que vuela suavemente por la vida,
donde me encuentro verosímil
como un ala de entre las dos.

Extremos puros





Duerme plácido el niño
en uno de los cuartos de la vieja casona;
y, contiguo, el anciano
descubre lentamente
el rostro de su dura decadencia.

Frente a la piedra en bruto





Los fragmentos que afloran en la senda
de los enmarañados territorios
de tu mundo interior,
se muestran como indicios
que llevan a la veta principal.