sábado, 5 de marzo de 2016

La brutalidad del hombre





                                        








   La civilización no suprime la barbarie, la perfecciona.
          Voltaire



En plenas y atestadas urbes
siguen matando como a hormigas.
No lo hacen como a vacas, como a cerdos,
como a pollos, como a los peces
en ultramar,
con pericia y delicadeza
y con sentido e interés humano.
No lo hacen. No lo harán.

El felino errático





La más intacta de las fieras, tú,
inadvertidamente
has perdido tu penetrante olfato,
y por ende el aroma de las lluvias.
Prófugo el resplandor del rayo,
ante tus ojos reverbera
sin gradación tu panorama.