jueves, 3 de marzo de 2016

Intimidades




Nadie me observa,
estoy en absoluta intimidad,
en el privilegiado silencio de los insensatos,
y puedo recrearme en todas las fantasías vedadas,
arrancarme las alas en los abismos de mi soledad,
sin aprensión alguna a la indecencia.