lunes, 22 de febrero de 2016

Cráneo 5




Algo inmemorial sé de ti
porque de tus cenizas
soy un fénix,
y hechos están mis huesos
de tu asombro,
de tu angustia,
de la risa y el llanto que inventaste,
de los conjuros de tus dioses
que siempre te han horrorizado.

Visión inhumana de la naturaleza




Muy solo con el sentimiento, con la retina frágil ya
—como queriendo desprenderse—: nuestra madre tierra y su atmósfera
respiran inseguras hace décadas, dentro de sobresaltos.
Reflexiona conmigo si tú también padeces su tormento.
¿Recuerdas la pureza y la frondosidad: el verdadero edén?