martes, 9 de febrero de 2016

Díptico 2 de Sueño perdido en el callejón




Se suceden los días y las noches
con la tediosa lentitud de siempre,
te miras cara a cara en un espejo
y has perdido los pelos de la frente.

Díptico 1 de Sueño perdido en el callejón




Los días y las noches se eslabonan
con tediosa mudez, anillos grises,
cadena inexorable.

Te miras cara a cara en el espejo,
y has perdido los pelos de la frente
hurgando en la sospecha del declive,
el rictus del derrumbe.

Inexorablemente va triunfando en tu rostro
el teatro fatal que se avizora:
un callejón de famélicos gatos,
un sitio entre los tarros de basura,
papeles de periódicos para pasar el frío,
botellas de licor como almohada,
y el desierto corazón de música.

Y ahora la severa llegada del invierno,
enfurecido, trae la impiedad
que te aplasta al suplicio de tus noches
y al pesar de no haber editado el poema.