lunes, 8 de febrero de 2016

Casanova




                                                                 Giacomo Casanova (1725 – 1798) Italiano. 
                                                                         Célebre por sus aventuras amorosas.


Miradme, aquí, bajo la fronda oscura,
varios días después de haber corrido
de una muerte segura, pues, perdido
me hallaba en el cadalso, cuando el cura,
desató por clemencia mi atadura,
instándome a correr hasta el olvido.
Turbada sigue mi alma y compungida,
aunque feliz de preservar mi vida.

Invierno en el jardín de rosas





Con qué abandono morirán las rosas
en la gélida tarde, combatientes
rendidas. Sobre húmedas baldosas
descansarán los pétalos, silentes.

Interrogante




Para morir,
haber vivido.
¿Habré vivido
para morir?


Horas muertas




Cae la tarde fría, y lentamente
hacia el hogar los pasos encamino;
un vago decaer que no domino
va ganando mi espíritu indolente.