viernes, 5 de febrero de 2016

Chasco de la casualidad




Había deambulado solo aquella noche,
singlando mar afuera
en búsqueda de islas con tesoros.
Llegué a un bar atestado
donde me aposté en una esquina
para lentamente beber mi manija de chop.
Veía rostros bellos en la barra,
garbosas féminas con las piernas cruzadas.

Cabaret




Descorran el telón. Miremos
los múltiples matices,
los misterios filtrados,
las posturas traviesas
y alguna que otra sexsuación.