miércoles, 3 de febrero de 2016

Llamado a los príncipes




¡Príncipes de la tierra, 
amos de la existencia,
patrones de la humana voluntad:
escuchad mis palabras complacientes,
escuchad mi proclama:

Más cadenas hacen falta




Faltan cadenas en la noche fría,
y más oscuridad que nos derrote.
Los candados que encierren la jauría
y en la jaula el espíritu que explote.

Hipocresía de los dioses




Tras tanto ir muriendo de vivir
para mudar en luz vida y destino;
tras tanto practicar el desatino
de idear, de tejer y de escribir;

Estampa




Bajo el frutal del patio,
en la fresca mañana de trinos incesantes,
melodías sin tiempo,
oyendo el traqueteo
de la aguja en la máquina a pedal,
ajeno al hombre que será,
a su propia nostalgia,
sobre la tierra parda
dibuja con el dedo la inocencia,
mientras absorbe
su memoria la atmósfera
que en cuadro vivo hoy estampará