lunes, 8 de febrero de 2016

Invierno en el jardín de rosas





Con qué abandono morirán las rosas
en la gélida tarde, combatientes
rendidas. Sobre húmedas baldosas
descansarán los pétalos, silentes.

Amarillos, azules, rojos, blancos,
compondrán un tapiz en las veredas
para el sueño inmortal en los barrancos
de la muerte, canción de notas quedas.

Y zurcirán la triste despedida
los colores errantes, una vida
privada de jardín y plenitud.

¿Escuchas el agónico goteo
del pálido capullo, el aleteo
al ritmo hambriento de la infinitud?


No hay comentarios: