jueves, 21 de enero de 2016

Tu voz que hoy repudio




Tu voz resurge del pasado más remoto,
ya no tiene aquella cadencia de las lluvias de mayo,
de las lloviznas antiguas de junio,
ya no traen el arte de estremecer al que te escucha.

Sólo son voces de fría conciencia,
siendo su pasión, cautelosa.
En tus pulcros discursos
ya no se siente el miedo a perder la palabra.


No hay comentarios: