viernes, 8 de enero de 2016

Esencia




Una alborada más está naciendo
para verter la cifra cada año,
mientras con ánimo propicio tiendo
a las vivencias lúdicas de antaño.

Una nostalgia súbita domina
mi ser en estas horas suplicantes,
y la mente agitada se encamina
hacia los vastos límites infantes.

Cuánto abismo de tiempo me separa
de aquella antigua y dulce transparencia,
cuánto siente mi Yo la diferencia.

Así mismo, el espíritu repara,
que a pesar de sentir el gran abismo,
siente también que sigo siendo el mismo.


No hay comentarios: