martes, 8 de diciembre de 2015

La casa de la infancia





Todos se han ido.
El patio está deshabitado,
la casa está desatendida,
con telarañas,
no hay nada que se pueda hacer.

Vamos vamos




Vamos, vamos,
juguémonos la vida en este acopio.
Ya estamos sumergidos en el aire
de donde resbala la lluvia antigua,
la lluvia que ha encontrado su canción.

Valoración del tiempo



El tiempo -ese eterno discurrir
impasible hacia otras vidas-,
ya no es el mismo: apura
en el alma las aguas de su río.