domingo, 8 de noviembre de 2015

Poesía 1




Esta vida elegí
para morir de pie
y seguir caminando.


Las palomas anheladas




En la gran plaza de los almanaques
viven las redes de palomas
del cielo del hallazgo.
Se oyen los zureos pertinentes
por cumplir los círculos del tiempo.