martes, 13 de octubre de 2015

El poeta no muere




Es sólo sueño extático, profundo,
entre coplas de estrellas y la hondura
armónica del verso, partitura
de infinitud y calma, otro mundo.

Escrúpulo



Hoy no vengo a escribir tu sueño,
animal rústico civilizado, lleno de imperfecciones,
de todos los tropiezos de un pobre amar lo oscuro,
y ya no lanzaré tristezas impuras del pasado
donde el tedio incurable había hecho su noche.