jueves, 24 de septiembre de 2015

Desaire




Fueron excluidos, relegados,
de la velada de la eternidad.

De regreso




ha regresado
a la tibieza intacta del lecho
y el corazón
nuevamente retumba en el sueño

Confesiones de un poeta penitente





Desde que intimo con los sueños
la poesía no consiste para mí más que en una forma de alegato,
y todo intento de embestir la eternidad es sólo una metáfora.

Las mariposas azules




Las mariposas cubren el camino,
tapan atroces púas en las piedras,
revisten viejos muros del destino     
donde se aturden áfonas las hiedras.