martes, 22 de septiembre de 2015

Lluvia sobre la ausencia


    

Esta lluvia, cobijo de los ojos,
lame la flor y exhuma el terciopelo,
se escurre en agua arisca por el suelo,
inundando el jardín y los antojos.

Perdón por el cansancio




Cansado de la búsqueda de mi dios recóndito
y mi memoria hundiéndome en el tiempo,
de tanta astucia y desatino 
y tigre moribundo que sufre sus errores,
he amontonado ruinas con mis sueños
y con mi mala nutrición.

La lluvia en el frío de la tarde




En la memoria guardo el frío de la tarde,
junto a las tardes frías que duermen lejanas,
en este abismo del otoño,
cerca al aroma de la lluvia que promete su honda trasnochada.  

A veces el vacío




A veces hace tanto vacío
como si de la brisa se cayera un cuchillo
para hundirse en mi pecho.

Amor agonizante

  



El corazón se empeña 
en la rutina donde el aire aturde,
y se sofoca en la negrura, 
como un vislumbre pálido
de aquel sonoro fuego en llamarada,
días de la pasión ardiente.

La Venus decrépita




Dormita el sol
detrás de los alcores hartos de su piel desnuda,
y en la pradera exigua del delirio
se conjuran los crótalos del tedio,
carentes de las bíblicas manzanas.

El reino del olvido


    

Reina el olvido
en la insondable partición de la memoria.
En ese páramo reseco y triste
nos reuniremos
para arrancarnos nuestras pieles de pasión.

Inolvidablemente




Al evocar recobro la canción que un día,
en el edén nocturno de tus brazos
—febril derroche de cascada táctil—,
era mi himno.

Arrojado de tu cielo




Partir abatido por tu hambre rota,
traspasar la linde, el verdugo eco
de tu risa última, mártir de tu boca,
añorando lumbres de tu rojo cielo.

Al conocerla




Una noche de invierno, y por azar,
emanaba su gruta carmesí
esmaltados sonidos, era un mar
de irrefrenables olas, frenesí.

Tarde de risa




Mi risa hoy desea 
salirse de las calles asfaltadas,
rodar kilómetros 
hasta el silencio de una gran pradera
en postre instancia, 
hasta el más hostil páramo del mundo
resistiendo el gruñido de los depredadores,
el banquete de las inmundas alimañas.