miércoles, 2 de diciembre de 2015

Botones




Se atiborra la fábrica de obreros.
Poco a poco las luces iluminan.
Los mecanismos en cadenas
no dan lugar a treguas.
Todo es exacto como el cielo.
Apenas tengo tiempo
para rascarme la cabeza.

Botones
botones
prorrumpen los botones
doscientos de botones
dosmiles de botones
de todos los colores
de todos los modelos
de todas las especies
con ojos
con pellejos
con corazones
con raros moldeados
con música de marchas militares
con tristezas de vagos

y empiezo a comprender
en cómo estoy librando
la lucha por la vida
por el destino ojal.


No hay comentarios: