lunes, 30 de noviembre de 2015

Te espero




De una jaula de labios ateridos
y nueva brisa y prisa en la mirada,
con rumbo de pasión resplandeciente
regresarás con tu pasión intacta.

El orden de tu antiguo sentimiento,
de oblicua soledad desesperada,
como el volcán que quema la meseta
va destruyendo páramos del alma.

A este desierto llegarás sedienta,
sacrificando tus amenas charlas
y el cómodo vivir de tus horarios.

Te espero con mi espera enamorada
lidiando con el son de mis latidos
y la paciencia fiel de las estatuas.


No hay comentarios: