viernes, 6 de noviembre de 2015

Silencios




Desde esta noche correré
a disfrutar de todos los silencios:
el del café en el bar siguiendo tu mirada,
el de tu risa
anulando el barullo de la calle.

El de mi dicha
cuando buscas la llave de tu puerta,
la encuentras con gracioso revoltijo,
me introduces,
mientras me dices con tus ojos lúdicos
que todo el cuarto tuyo es mío,
que puedo desnudarme como me dé la gana.


No hay comentarios: