viernes, 20 de noviembre de 2015

Los árboles de tus días




Los días que te suman
van abatiendo sin piedad tus árboles.

Tus ramas se desnudan, se deshojan
bajo el rigor violento y  acerado.

Van quedando sin vivas primaveras,
sin sol que lo prosigan, y persisten
con el sólo artilugio de la brisa.

Día a día, eres un árbol menos
después del otro árbol abatido;
y en los tímidos árboles que quedan, sin piedad
se matan entre si por las noches los pájaros.




No hay comentarios: