jueves, 26 de noviembre de 2015

Incordio




Porque le canto a la luna,
su mirada es oblicua,
y me increpa como al perro
que insistentemente ladra
en la oscura noche
la misma canción.


No hay comentarios: