jueves, 29 de octubre de 2015

Vida empinada




Vieja fragua me resopla
una vez
y otra vez
en perezosa ignición
y oscuros matices rojos.

Con el chorro de su fuego,
sangra negruras mi arteria
y sangro en la oscuridad
una vez
y otra vez.

Es la noche mi entereza
que rehúsa heroicamente
una vez
y otra vez
la almohada.


No hay comentarios: