jueves, 1 de octubre de 2015

Porque te quiero luego demasiado



Por más que te portaste tan mal conmigo
yo ya no puedo más dejarte ahora.
Te quiero luego demasiado,
cosa que aprendí en todos estos años
que vivimos rejuntados sin separarnos nunca.

Se puede luego decir que te quiero y que te odio;
pero en nombre de este amor
voy a tratar de olvidar la macanada que me hiciste;
y, al escuchar en esta noche de plenilunio, este bolero,
“Somos novios”, me encantaría bailar contigo
como antes, otra vez, y besarte por tu cuello y por tu boca,
y hacer que tu mirada se emborrache de pasión.

Pero a cada rato me viene otra vez en la cabeza
lo mal que te portaste conmigo,
y sufro cada vez que me recuerdo;
pero como no puedo ya dejarte ahora
porque imposible no me hallo cuando no estás conmigo
y te quiero luego demasiado,
gozo al pensar que el destino no logró separarnos.

No hay comentarios: