jueves, 29 de octubre de 2015

Certidumbre de ti




Ah, ciclos de la vida, dulce imperio
de la inercia del vago acontecer;
luego del largo y duro cautiverio,
saludable apatía, sólo ser.

Cotidiana emoción y refrescante
delirio, libertad bajo tu risa,
columpio de mi espíritu radiante
en el abrazo suave de tu brisa.

Como en las horas ciertas de la infancia,
me prodigo a la alegre certidumbre
de avanzar hacia el hombre, con tu lumbre.

Y en tu jardín, envuelto en tu fragancia,
descifro las señales de mi oscuro
camino, la promesa del futuro. 


No hay comentarios: