viernes, 30 de octubre de 2015

En el bosque




En la espesura de la selva inquieta
sus rotos bisbiseos canta el río,
y entre húmedos aromas de follajes
se adormece brindándose a la brisa.

En la impiedad del ciclo, los arbustos
tejen sobre la tierra sus raíces,
mientras lloran los árboles añosos,
en el desvelo, por la fresca lluvia.

Recónditos matices de verdores,
encajes de dormida gestación
dilatan la penumbra del silencio.

La vida es un vigor adormecido,
y el tiempo duerme en la quietud cubierto
por troncos desprendidos y hojarascas.

No hay comentarios: