sábado, 31 de octubre de 2015

Cuidar el trono




Lograr en el espíritu armonía,
guiños del sol en la celeste altura,
en la dolencia almática la cura
y el horizonte límpido del día.

Un muro a la tenaz melancolía
cuando embiste la métrica textura;
y a la mudez del surco, limadura,
persiguiendo maestra melodía.

El ánimo gentil en la victoria
y el inflexible espíritu guerrero
cuidando el trono con puñal de acero.

Y en la defensa de la justa gloria
matar al rey que por desliz destruye
la magna obra que el rigor construye.



No hay comentarios: