viernes, 16 de octubre de 2015

Ante el sepulcro




Aquí despedirás la risa tierna,
los momentos paganos y emotivos;
en mudez absoluta, sensitivos
perfumes de la vida y luz eterna.

Aquí, cuando abandones a la gente
de rostro sin consuelo, desolada
imagen sumará con la mirada
tu materia abatida fatalmente.

Venciendo tumba, soledad y muro,
mana tu adiós a los sufridos males
y a las nobles virtudes terrenales.

Mientras descansas en tu lecho oscuro
te cambiaré las flores, hasta el día
en que acojas mi inmóvil compañía.


No hay comentarios: