lunes, 5 de octubre de 2015

Anónimo de la noche infinita




¿Qué  soy aquí dentro del frío cuarto:
una sombra que yace en el futuro
en este verso lánguido y oscuro,
el inmóvil hastío de un lagarto?

Revelenme por qué todo perdura
con miserable luz, por qué las rosas
ruegan eternidad sobre las losas
sin importarles tono ni hermosura.

En esta noche de combates pierdo
la memoria y me pierdo sin espada
hacia la paz de alguna madrugada.

Pero es duro el dolor y no recuerdo
si estoy herido y sangro con derroche,
si existe amanecer para esta noche.






No hay comentarios: