viernes, 25 de septiembre de 2015

Volar en tu cielo




Arribo, ave del acorde cielo,
con ímpetu del cóndor, derrotando
gélidos mares, ígneos desiertos,
con mi ebriedad de bosques, a tu lado.

No sorprenda en tu nido al cancerbero
negándome tus risas y tu canto;
descubra, sí, tu rostro de sus velos,
y tu corona libre de su esclavo.

No huyas, golondrina, entre las nubes,
por las vastas penínsulas del aire
donde, tristes, los pájaros se nutren.

Abre el color de tus espacios, abre
tu corazón en las orladas cumbres,
ábreme tus caricias orbitales.



No hay comentarios: