jueves, 10 de septiembre de 2015

Río azul




Río azul, que nunca
detienes tu curso
y bajas tranquilo
e irrumpes enérgico,
murmurando gritos
al compás del viento.

Río azul, que siempre
te vistes de espumas
y esculpes las piedras,
y en noches oscuras
danzan y celebran
las ninfas desnudas.

Cuánto, río azul,
mis aguas quisieran
regar los recodos,
las libres praderas,
embeber los bosques,
alisar las piedras,
rebullir cantando,
lamiendo la arena,
en la brisa suave
de la primavera.
   
Y formar remansos
de azul cristalinos
donde inquietos peces
dancen coloridos.

Cuánto yo quisiera
al igual que tú,
morirme en las olas
de tu mar azul,
morirme en las aguas
de la infinitud.


No hay comentarios: