domingo, 13 de septiembre de 2015

Pasión eterna




Su palpitante corazón,
a pesar de los años de emoción,
sigue rondando por las calles
de la fluorescente ciudad.

Su palpitante y viejo corazón
sigue gastando juvenil candor;
mas, en cuanto me ve, rápidamente,
lo antes observado vuelve a contemplar.

Se ruboriza al admitir pasión
por el joven que se adentró
en el túnel del metro para siempre
(al que no verá nunca envejecer).


No hay comentarios: